viernes, 5 de diciembre de 2014

LA IGLESIA DE SAN JOSÉ



La Iglesia de San José de Madrid está situada en la calle de Alcalá, 43. Se trata de la iglesia del antiguo Convento de de Carmelitas Descalzos San Hermenegildo, fundado en 1586 por fray Nicolás de Jesús y María, bajo licencia del cardenal Gaspar de Quiroga, y más conocido con el nombre del Carmen Descalzo, por estar habitado por religiosos de dicha orden.

El primitivo edificio, cuya iglesia había sido construida en 1605, fue demolido a principios del siglo XVIII, y en 1730 se encargó a Pedro de Ribera la construcción del actual, terminado en 1748 por José de Arredondo y Fausto Manso.

Se trata de la típica iglesia del barroco madrileño, levantada sobre planta de cruz latina con una nave central y dos laterales. En la fachada, muy del estilo de Ribera, hay un nicho central con una imagen de Nuestra Señora del Carmen que realizó el escultor francés Roberto Michel. La fachada original fue alterada en 1912 por el arquitecto Juan Moya e Idígoras, al ampliarla hacia los lados y en altura para así adecuarla a las proporciones de la vecina “Casa del párroco”, construida también en esas fechas con motivo de la apertura de la Gran Vía.

En 1836, con la desamortización de Mendizábal, los religiosos carmelitas fueron expulsados y tanto el convento como el templo quedaron vacíos y sin uso. El convento, tras albergar durante algunos años la Dirección de la Administración Militar, fue demolido, construyéndose en su lugar el teatro Apolo, y más tarde el edificio del Banco de Vizcaya.

En cuanto a la iglesia, desde este momento se va a convertir en la sede de la parroquia de San José, función que sigue desempeñando en la actualidad. Esta parroquia había sido fundada como anejo parroquial de San Ginés en 1745 por Bernardino Fernández de Velasco, duque de Frías. Antes de situarse en la iglesia del Carmen Descalzo tuvo varios emplazamientos; primero estuvo en el palacio del propio duque, hasta que durante la dominación francesa se trasladó a la iglesia de las monjas de Góngora, y más tarde al Hospital de los Flamencos.

El cuadro de San Hermenegildo, de Herrera el Mozo, que presidía el Altar Mayor pasaría al Museo de la Trinidad, creado en el convento de Trinitarios Calzados en 1836 para albergar las 2.000 piezas de arte religioso que llegaron a propiedad del Estado tras la Desamortización. En 1872 el Museo de la Trinidad desapareció y sus obras de arte se integraron en el Museo del Prado.

El interior de la iglesia de San José es muy rico en obras de arte. Destaca, por su decoración, la capilla de santa Teresa, dispuesta como si fuera una iglesia en miniatura, y enriquecida con bellas pinturas murales. También son reseñables un Cristo crucificado, excelente escultura de Alonso de Mena, y un san José, obra Luis Salvador Carmona.

Por error se suele decir que en esta iglesia fue donde Simón Bolívar contrajo matrimonio con su única esposa, María Teresa del Toro y Alayza en 1802, pero fue en otra cercana ya desaparecida, del mismo nombre, que estaba en la esquina de la calle Libertad con la calle Gravina, y de hecho allí existe una placa señalándolo. La confusion viene de haber recibido la iglesia el mismo nombre de la anterior, y de que algún departamento del Ministerio de Asuntos Exteriores o embajada colocó dentro de la iglesia una placa errónea.

Una efemérides que sí tuvo lugar en la madrileña Iglesia de San José cuando era parte del convento de San Hermenegildo, fue la primera misa después de ser ordenado sacerdote del gran dramaturgo Lope de Vega. Hay una placa a la entrada de la iglesia que lo recuerda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada