miércoles, 21 de enero de 2015

TERCER TRAMO


Plano de las edificaciones derribadas como consecuencia de los trabajos de apertura del tercer tramo de la Gran Vía. Todos los inmuebles están identificados con la numeración de las calles, indicándose además el año en el que se realizaron los diferentes derribos. Se iniciaron éstos con los edificios más cercanos a la plaza del Callao que culminaron en 1931 con el incendio de la Casa Profesa de los Padres Jesuitas.




El Colegio del Sagrado Corazón "taponaba" el final de la Gran Vía


El cine Coliseum a la derecha

El tercer y último tramo comenzó con demoliciones para su apertura el 16 de febrero de 1925. Si los tramos anteriores se fundamentaban en la directriz de la existencia de una vía anterior (calle San Miguel en el primer tramo, y calle Jacometrezo en el segundo), este tercer tramo discurre sobre un conjunto de casas sin eje paralelo al diseño. El concejal marqués de Encinares propuso en el Ayuntamiento de Madrid que este tercer tramo tuviera el mismo ancho que el segundo. De esta forma el trazado pasó de veinticinco metros, que tenía pensado inicialmente, a unos treinta y cinco metros. El 1 de abril se decide dedicar el nombre de este tercer tramo a Eduardo Dato presidente del Consejo de Ministros de España que sufrió un atentado por anarquistas en 1921 (frenta a la puerta de Alcalá). Las obras finalizaron el 1931. Este tramo se ejecutó en dos etapas: la primera desde la plaza de Callao hasta el cruce con la calle de San Bernardo, la segunda desde el cruce de San Bernardo hasta el final.

Este tercer tramo "quiebra" su trayectoria con respecto al segundo tramo, haciendo un ángulo de 120º a la altura de la plaza de Callao. De esta forma el proyecto margina la plaza de Santo Domingo, uno de los principales centros viarios de la ciudad, antes de la construcción de la Gran Vía. El tercer tramo hubiera sido menos problemático si se hubiera prolongado hasta la Plaza de Santo Domingo (apoyado en la directriz de la calle Jacometrezo), y posteriormente, apoyado en el eje de la calle de Leganitos.37 Una interpretación de unicidad de estilo metropolitano, hizo que se derribase el viejo Mercado de los Mostenses. A pesar de haber salido intacto de todos los proyectos de trazado.

No obstante la parte final de la Gran Vía en 1936 poseía más solares que edificios. Este tramo posee un estilo inmobiliario, diferente de los otros dos tramos, sobre todo la parte final cercana a la plaza de España. La antigua plaza Leganitos antes de las reformas se incorporó a la de España. Rodeada de dos grandes edificios: el Edificio España con sus veinticinco plantas y ciento diecisiete metros de altura fue construido en el año 1956, y Torre de Madrid con unos 142 metros fue construido en el año 1957. El final de la Gran Vía da lugar a su continuación natural en la calle de la Princesa en dirección a Moncloa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada